La yogaterapia facilita al estudiante una experiencia de conexión con un espacio de salud, que subyace como un pulso interno en la propia enfermedad. Este espacio es un espacio de conciencia en el que toma significado lo que al alumno le está ocurriendo.

El yoga es un proceso de aprendizaje que da sentido a lo que nos ocurre. Desde la yogaterapia se ayuda, a través de una experiencia sensorial corporal, a diluir las tensiones para facilitar la vivencia de una cualidad energética positiva y de bienestar.

Recordar que hay una memoria que subyace como una fuerza latente y que, en realidad, es nuestro impulso vital más interno: es la memoria del bienestar, de la armonía y la apertura amorosa. Cuanta más conexión tengamos con los impulsos positivos, más posibilidades tendremos de ir descodificando nuestros condicionamientos y más conciencia para que el sufrimiento no active los mecanismos inconscientes y condicione nuestras acciones, pensamiento y emociones.

Fortalecer la conexión y el recuerdo con esta memoria profunda positiva de bienestar, es la que nos asegura desactivar de forma perdurable las tensiones somatizadas  y disponer de más energía saludable.

Seamos pues conscientes del camino que nos lleva desde un estado de enfermedad a un estado de salud, y tengamos la suficiente voluntad y confianza para andarlo todos los días.

Victor Morera Siscar