Meditación

Esta es una meditación que nos ayuda a conectar con el Amor, como una fuerza pulsante en todo el cuerpo.

  • Realiza durante unos minutos unas cuantas respiraciones amplias y pausadas, atendiendo a la zona del pecho.
  • Ahora observa como sucede la respiración, y el movimiento que provoca en le pecho.
  • Haz conscientemente pequeñas pausas al final de la inspiración y al final de la espiración.
  • Acentúa la atención en el interior del pecho y en su pulsación.
  • Ahora lleva la atención a la resonancia que provoca la pulsación,  ondas de ondas  que nacen en el núcleo de la respiración.
  • Permanece en una absoluta inmovilidad en ese núcleo.
  • Evoca un sentimiento de amor impersonal irradiando desde este centro hacia todo el cuerpo, hasta unos centímetros por fuera de la piel.
  • Permite llenarte de luz, con cada respiración.
  • Conecta con lo que te rodea, sonríe y mueve lentamente las articulaciones del cuerpo.

Victor Morera