fbpx
Saltar al contenido

Sutra II.49: Pranayama.

Por Grazia Suffriti
Yogaterapeuta, co-fundadora de Pranamanasyoga.

Grazia Suffriti propondrá un estudio mensual teórico-práctico del prāṇāyāma para el curso 2023-24 en formato presencial y online. Para recibir más información sobre la propuesta, envía un correo a grazia@pranamanasyoga.es

Lamentablemente cada vez más se observa que la práctica del prāṇāyāma es poco conocida y poco utilizada por los profesores de yoga, así que me gustaría dedicar algunos artículos de este boletín para profundizar el enfoque de Patañjali sobre este tema. Quizá comprender su valor en el camino del yoga sirva de estímulo a su estudio y a su práctica más constante.

Patañjali se refiere al prāṇāyāma en los sutras del 49 al 52 del segundo capítulo, justo después de hablar de āsana:

Sutra II.49 – tasminsati śvāsapraśvāsayorgativicchedaḥ prāṇāyāmaḥ

La primera palabra tasminsati es muy interesante, quiere decir algo como “después de lo que se ha conseguido anteriormente” y puede ser interpretado de diferentes formas.

Sabemos que el efecto de una buena práctica de āsana a nivel corporal nos asegura una postura estable para el prāṇāyāma y una buena respiración, pero Patañjali nos dice también que lo que hemos de haber conseguido con āsana es dvanda, la capacidad de manejar los desafíos de la vida diaria sin alterarnos.

Quizá esto es lo que más nos interesa como yogaterapéutas: el efecto de una buena práctica de āsana en la vida diaria garantiza no estar tan alterados por lo agradable y lo doloroso, por el fluctuar de dualidad. Esto es muy bello, porque nos habla de que āsana tiene que acercarnos a la ecuanimidad, que es casi sinónimo de la liberación que busca en su esencia el yoga como camino vital. Lo dejo como punto de auto-observación para nuestra misma práctica y como medidor del efecto de las prácticas que proponemos a nuestros alumnos.

Siguiendo con el Sutra: śvāsapraśvāsa se usa para una respiración corta, superficial e inconsciente, gati quiere decir movimiento, vicchedaḥ es sustituir conscientemente.

La palabra prāna-ayāmaḥ se traduce como extender el prāna. Entonces la definición de prāṇāyāma podría ser: regulación consciente y deliberada de la respiración para garantizar el movimiento del prāna en todo el sistema.

Es aquí es donde se comprende el poder del prāṇāyāma, ya que a través de él se trata de estar moviendo intensamente la energía en nuestro sistema.

Por eso se considera que enseñar a un alumno el prāṇāyāma al principio pasa por ayudarle simplemente a reconocer los patrones inconscientes que limitan el potencial energético de su respiración. Solo después, con el tiempo se podrá acceder a las técnicas y los ritmos que se describen en el Sutra siguiente.