Filosofía YogaSutrasYogaterapia

¿Por qué cantar los Veda mejora tu vida?

Los días 16 y 17 de marzo del 2019 tendremos en Barcelona a Kausthub Desikachar impartiendo el taller «Samantraka. Explorando el poder del mantra en asana y pranayama«. Además, el viernes 15 de marzo ofrecerá un concierto de canto védico
>> Más información sobre ambas propuestas.

Cualquiera puede hacerlo

Si eres joven o viejo, apto o no, religioso o ateo, cualquiera puede beneficiarse de la práctica de los mantras. Incluso las personas con deficiencias en el habla pueden recitar mentalmente mantras.

Aquellos que temen el contenido religioso siempre pueden usar mantras que están conectados con fuerzas de la naturaleza (sol, luna, estrellas, el bosque, etc.) o usar mantras que enfatizan ciertos temas (eliminación del miedo, fe en uno mismo, compasión, etc.). Las prácticas de mantra nos harán sentir más ligeros y conectados, y pueden ser cantados en cualquier lugar y por todos.

Te conectas a las raíces del yoga

Los mantras védicos no fueron escritos por seres humanos, son apaurusheya, lo que significa que fueron recibidos de la fuente divina en estados profundos de meditación. No hay autoría con mantras védicos. La forma y el ritual en el que se recitaban los mantras en el pasado están conectados con el rishi que recibió el mantra por primera vez, con los bija mantra dentro de los mantras, y con lo que llamamos shakti: su poder inherente. Por lo tanto, cuando recitas mantras, te conectas directamente con la tradición yóguica y la energía divina particular que se revela a través de la vibración del mantra. Así, te estás vinculando con las raíces del yoga y te conectas con algo que es increíblemente antiguo, puro y poderoso.

Creas un nuevo patrón positivo de vibración dentro de ti 

El sonido es conocido como la parte más fundamental de la materia y, por lo tanto, ¡la parte más fundamental de ti! En la filosofía de Yoga y Samkhya, esta parte fundamental de la materia se llama Abda Tanmatra. De acuerdo con estas dos filosofías védicas, todos los elementos, así como nuestros sentidos, se componen de esta parte más sutil de la materia. Desde una perspectiva moderna, si observamos al ser humano en su estructura atómica, entendemos que no somos más que vibrantes átomos. Albert Einstein confirmó esto diciendo: «Todo en la vida es vibración».

Dependiendo de la velocidad de los átomos, los objetos aparecen en nuestro ojo como sólido, líquido o gas. El canto védico introduce sonidos puros y de alta frecuencia en nuestro sistema que pueden cambiar nuestra vibración general. Las alteraciones pueden modificarse y los patrones de pensamiento negativos (que no reflejan nada más que una vibración) pueden modificarse.

Te sentirás más saludable

La tradición védica ofrece una multitud de mantras diferentes, que también incluyen mantras curativos. Algunos de ellos tratan enfermedades en el cuerpo, otros tratan enfermedades en las emociones o la mente. Los mantras también nos ayudan a sentirnos más tranquilos y en paz, más centrados y menos estresados.

Aprendes algunos de los cánticos más poderosos de la tradición védica

En la antigüedad, los mantras eran referidos como Vedabhede guhyavade mantrakhya, que significa palabras secretas de la cueva del corazón. Esto refleja que, durante muchos siglos, la transmisión de estos mantras se hizo en secreto para mantener su poderoso impacto en unos pocos seleccionados. Hay muchos mantras en el mundo, pero los mantras védicos fueron recitados y aprendidos durante siglos por los brahmanes masculinos, ya que se consideran sagrados y divinos. Tenemos la suerte de que nuestro acharya T. Krishnamacharya abrió las puertas del canto védico a todos, para que los mantras puedan ser aprendidos hoy por todos los buscadores sinceros, independientemente del género, la casta o la nacionalidad.

Los mantras son eternos

Antes de que existieran las horas y los segundos, los practicantes yóguicos tenían que encontrar una medida para la duración de su práctica de asana, su práctica de pranayama o su práctica de meditación. Recuerda que en los tiempos de los que hablamos, los relojes no existían todavía. Así que los yoguis usaban mantras para medir la duración del tiempo. Mientras inhalaban estaban recitando un mantra, mientras exhalaban estaban recitando un mantra. En la meditación repetirían un mantra (mantra japa). Además, nuestro acharya T.Krishnamacharya hizo hincapié en que cualquier práctica de yoga debe practicarse samantraka, que significa mantra, ya que acentúa y fortalece el efecto de cualquier práctica yóguica.

Te sentirás viatlizado

De acuerdo con las antiguas escrituras, los mantras son la única herramienta que es capaz de generar fuerza vital, prana y puede hacer existir la materia. En nuestros tiempos modernos, cuando muchas personas sufren de agotamiento y fatiga crónica, los mantras crean nuevas formas de distribución de energía y pueden ayudar a crear vitalidad. Muchos de nuestros estudiantes del canto védico nos cuentan cómo incluso su apetito se vio fuertemente afectado por el canto todos los días (¡sientes que puedes comer de repente como un elefante!) Y cuánto mejoró su digestión y energía en general.

Te conectarás contigo mismo y con los demás

Una de las experiencias más notables en cualquiera de nuestros estudios sobre mantras es que conecta con personas de todo el mundo que también disfrutan profundizando en las enseñanzas de yoga. Pero el canto védico ofrece incluso más que eso. En sánscrito, el canto védico se conoce como adhyayanam, que literalmente significa un viaje de regreso al Ser. Lo que revela es un viaje de regreso a tu alma, la parte más interna y eterna de ti mismo. Es un viaje a la esencia de tu propio sonido, la sinfonía de tu alma. Es el viaje por el que trabajan todos los yoguis en su vida y el canto te acompañará y te guiará suavemente en ese viaje de regreso a tu propio corazón.

Evelyn Einhaeuser
Traducción: Aránzazu Corrales

Un comentario en “¿Por qué cantar los Veda mejora tu vida?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 2 =