Yogaterapia

Notas sobre la respiración en el contexto de la yogaterapia (método Pranamanas)

Por Víctor Morera

Comparto con ustedes algunas notas que iré publicando consecutivamente y que considero que  son fundamentales para una práctica saludable de yoga. 

Experimentar una respiración relajada

En la individualización de una práctica de yoga uno de los aspectos centrales es facilitar que la persona experimente conscientemente una respiración amplia y relajada

Para ello, observar el patrón respiratorio y conocer lo que implica anatómica y energéticamente dicha manera de respirar es uno de los aspectos que más estudiamos en la formación, ya que hemos comprobado los múltiples beneficios que tiene para la salud tomar conciencia de dicho patrón y proponer medios para cambiarlo. Es  fundamental, ya que la manera de respirar influye en nuestra salud física, anímica y mental.

Cambio de patrón respiratorio

Uno de los aspectos implícitos en la práctica de asanas es inhibir el patrón respiratorio inconsciente y facilitar otra manera de respirar, que sea más relajada y profunda.  Para ello usamos las múltiples variantes de cada asana, junto con diferentes ritmos, cualidades, atenciones o imágenes que acompañen a la respiración. Advierto que no se trata de enseñar a respirar, sino más bien de tomar conciencia de las tensiones y sus consecuencias, proponiendo el yogaterapeuta los medios para que se relajen dichas tensiones. 

Consecuencias de mantener el torax «en inspiración»

Llamo la atención de un hecho que he observado desde hace mucho tiempo y que influye en la estructura y fisiología de los practicantes de yoga. Me refiero al bloqueo de la respiración en inspiración, cuya consecuencia más evidente es la rectificación del cuello.

¿En qué consiste mantener el tórax «bloqueado en inspiración»? Fisiológicamente, al inhalar, el aire expande la caja torácica en todas sus dimensiones. También lo hace en dirección hacia arriba, elevando las costillas altas. Este último gesto es posible gracias a los músculos accesorios de la respiración procedentes de las zonas del cuello y del pecho. En exhalación el pecho vuelve a relajarse, las costillas descienden y la musculatura activa en la inspiración se afloja.

Sin embargo, en algunas personas esta relajación del tórax no sucede de forma espontánea. Incluso después de haber expulsado el aire, el pecho se mantiene en expansión, delegando todo el trabajo respiratorio hacia el diafragma. Desde fuera se observa que el movimiento en la zona pectoral durante toda la respiración es mínimo o inexistente y puede que la parte superior del tronco destaque visualmente por su tamaño desproporcionado respecto al resto del cuerpo.

Como cosecuencia de este hábito mantenido a lo largo de mucho tiempo, todos los músculos implicados en el proceso pierden su función rítmica de contraerse y relajarse

Relación entre la respiración y la zona cervical

Uno de los desencadenantes de la rectificación de la columna cervical es el exceso de tensión en algunos músculos del cuello, que son los que mantienen la caja torácica elevada, lo que provoca rigidez en la columna cervical y en la zona alta de la espalda.

La situación se agrava por el gesto tan difundido en el yoga, de meter y bajar el mentón. Si los músculos anteriores y laterales del cuello están acortados, elevan todavía más la caja torácica y se rectifica la columna dorsal, generando de esa manera mucha tensión en esa zona, cuyo resultado es una respiración aun más forzada y acortada.

Cómo influye este gesto en la calidad de la respiración

Han sido muchos alumnos y profesores de yoga que me han comentado de su dificultad de realizar o progresar en la práctica del pranayama

En estos casos, observados de forma muy frecuente, el objetivo central del yogaterapeuta es conseguir que el practicante sea consciente de dicho patrón y sus consecuencias globales en el cuerpo, como por ejemplo el aumento de la lordosis lumbar, para proponer otra forma de respirar y de realizar las posturas que vayan enfocadas a relajar la musculatura del cuello,  para que se recupere la curva fisiológica natural de las vértebras cervicales y permita que la caja torácica se relaje y mejore la exhalación